LUIS ARMANDO ESPINOZA: OTRO DESAPARECIDO EN DEMOCRACIA

Por Clara Montenegro

¿Dónde está Luis Armando Espinoza? Se pregunta su familia desde el 15 de mayo que fue visto por última vez. Ese viernes estaba junto con su u hermano Juan Antonio, que fue brutalmente golpeado por efectivos de la policía de Monteagudo, Tucumán, y vio como Luis era atacado. Después de eso, no supo más nada de él. Ayer fue un día clave en la investigación, se peritaron cuatro vehículos particulares de los policías implicados, tres de ellos con evidencias importantes: tres manchas rojizas, una huella dactilar y un elemento piloso (posiblemente un cabello) en una Kangoo roja; una campera rompevientos negra con una mancha sobre un logo de Boca Juniors que estaba en una camioneta Toyota Hilux; y también una mancha pardo-rojiza recolectada del auto de Rubén Montenegro, el comisario. La unidad canina pudo identificar que el cuerpo de Luis Armando tuvo contacto con el auto Renault Fox del comisario y con la Kangoo roja perteneciente a Gerardo Esteban González Rojas, uno de los efectivos. La familia perdió las esperanzas de encontrarlo con vida, pero organizaciones sociales y referentes de derechos humanos firmaron una petición para su pronta aparición.

<!–more–>

Helicópteros, unidades caninas, y con el Ministerio de Seguridad nacional observando atentamente este caso, la búsqueda de Luis Armando está en manos de la Fiscalía I del Centro Judicial de Monteros a cargo de Mónica García de Targa y caratulado como “desaparición forzada” . El secretario de seguridad de la provincia, Luis Ibáñez, declaró que no estarían ante un caso de un desaparecido en democracia. “A nosotros, como parte querellante, nos llama poderosamente la atención que el secretario haya dicho eso, pero entendemos que como son miembros de la misma fuerza era lógico que negaría que se trataría de una desaparición forzada. Pero por el tiempo transcurrido, ya no caben dudas por todas las pruebas que han sido recolectadas por los investigadores. Todas apuntan contra éstos efectivos”, explicó Cintia Campos, la abogada de la familia Espinoza. Entretanto, los nueve policías implicados ya fueron privados de su libertad y, según fuentes extraoficiales, dos de ellos prestaron declaración pasadas las 2:45 de la madrugada de ayer y dieron datos que serían fundamentales para saber qué ocurrió ese día.

Luis y Juan Antonio habían salido ese 15 de mayo a la casa de una prima a la que siempre le llevaban cosas en la localidad de El Melcho, al sur de la capital. Mientras tanto, el cuerpo policial de Monteagudo dispersaba una supuesta carrera de caballos cerca de la zona. Durante la persecución, la policía se encontró con Luis y Juan Antonio. A este último lo golpearon brutalmente y quedó tendido en el suelo mientras agarraban a su hermano Luis, que anteriormente pedía para que dejen de golpearlo. Antes de desvanecerse, escuchó un tiro. Cuando volvió en sí vió sangre, pero no a su hermano. En los próximos instantes, Juan Antonio y los lugareños que lo asistieron hallaron huellas de arrastre que van monte adentro y luego desaparecen cuando llegan al camino de tierra. A partir de ahí comenzó una ardua búsqueda para encontrar a Luis.

Luis tiene 31 años y es padre de seis hijos, su familia está segura de que lo mataron y que los responsables serían los efectivos policiales de la comisaría de Monteagudo. Sostienen que lo conocen muy bien y que jamás se hubiese ido sin dejar algún rastro porque conoce perfectamente la zona del monte y no hay manera de que no haya podido conseguir ayuda. Su hermano sabe que él fue levantado por la policía en la camioneta Kangoo que está secuestrada. “En un primer momento pensaron que lo arrojaron al dique Frontal pero descartaron esa posibilidad porque tendría que haber aparecido el cuerpo flotando. Piensan que fue sacado del lugar, ya que uno de los agentes acusados conoce perfectamente la zona porque es oriundo de Chicligasta, que queda a dos kilómetros de El Melcho, donde desapareció Luis y donde encontraron una mancha que probablemente sería de sangre. Los perros de la patrulla canina han podido especificar con claridad que el último desplazamiento físico de Espinoza fue ahí. Se intentó que los perros pudieran seguir más hacia el monte pero siempre volvían a donde se encontraba la mancha, después no hubo una proyección física hacia ningún otro sector del monte”, agregó la abogada.

Este caso llamó enormemente la atención de organismos de DD.HH. y organizaciones sociales que inmediatamente se pusieron a disposición de la familia y les brindaron apoyo. Es así que redactaron un documento por su aparición con vida que obtuvo 222 adhesiones que exigen, junto con la familia, que encuentren a Luis Armando:

“La familia Espinoza junto a las organizaciones abajo firmantes y referentes de DDHH exigimos la aparición con vida de LUIS ARMANDO ESPINOZA. La desaparición de Luis Armando es de gravedad institucional porque pone en evidencia una vez más el accionar represivo de la Policía de Tucumán. Por eso es que exigimos al Poder Judicial interviniente celeridad en la investigación y el sostenimiento de las detenciones para el avance de la causa. También requerimos al Ministro de Seguridad Claudio Maley garantizar la protección de la familia y de toda la comuna de Monteagudo ante los hechos que han tenido que vivir. Hoy todas las autoridades de los tres poderes en la provincia deben asumir la responsabilidad que les compete para establecer medidas concretas para la prevención de estos casos de violencia policial, el estado es responsable de la integridad y la vida de Luis Armando Espinoza. ¡Aparición con vida de Luis Armando Espinoza! ¡Basta de violencia Institucional!”.

Éstas últimas horas serán clave para la completa construcción del caso y para saber: ¿Qué pasó con Luis Armando Espinoza?

“SANTIAGO ES SOLIDARIDAD”

Por Juan Alberto Pérez

Imágenes por Juan Meza y Juan Pérez

Se cumplió el 1 aniversario de la desaparición forzada de Santiago Maldonado. En un multitudinario acto en plaza de mayo su hermano, Sergio, dio una discurso colmado de emoción en que narró las vicisitudes que enfrentaron este año de búsqueda de justicia. “Sos al único al que le voy a jugar lealtad y compromiso” lanzó Maldonado entre aplausos y vítoreos de una plaza repleta.

<!–more–>

El frío es una marca ineludible en este hecho. El frío de aquella mañana del 1 de agosto de 2017 en la ruta 40 a la altura de Esquel, donde se manifestaban por la libertad del lonko Facundo Jones Huala, la helada temperatura del rio Chubut donde fue hallado el cuerpo ya sin vida de Santiago Maldonado 78 días después de su desaparición; el frío accionar de la Gendarmería a instancias de las órdenes del funcionario de la cartera de seguridad nacional, Pablo Nocetti; la fría actitud del gobierno nacional, en carne de la ministra de seguridad, Patricia Bullrich, y el presidente de la nación, Mauricio Macri. El frío de la justicia que intenta congelar la causa porque es el estado responsable. El frío oficial con el que transcurrieron estos primeros 365 días con Santiago también se hizo presente en la tarde de este miércoles 1 de agosto de 2018. Pero hubo calor para contrarrestarlo. Fuego, encendido desde el primer momento que se advirtió que Santiago estaba desaparecido. Lo aportó la familia de Santiago, con su hermano Sergio como rostro visible, referentes de tantas luchas similares a esta, como las abuelas y madres de plaza de mayo, familiares víctimas del gatillo fácil y de la violencia institucional en todo sentido. El calor de un pueblo que dice ya no mas, basta de tanta infamia y de esta forma de proceder siniestra y oscura.

Así fue que se movilizó hacia la plaza de Mayo, escenario principal de las luchas sociales del pueblo argentino. El acto fue breve pero no por eso menos emotivo. Desde las 17 hs iniciaron las actividades con bandas musicales, como Las Manos de Filippi y Los Espíritus, que hacieron la previa mientras el público calentaba motores, algunos mate en mano y con algún que otro pan relleno, las novedosas hamburguesas veganas o quizás unas simples pero no por eso poco apetitosas tortillas de las que se encuentran en cualquier estación de trenes del conurbano y la capital.

Conforme pasaban los minutos la plaza se iba llenando mientras en el escenario aparecía el tete de La Renga para acompañar a los muchachos de Las Manos. Luego del show musical hubo tiempo para la poesía en memoria de Santiago para dar paso ya a la noche de Buenos Aires y un video que rememoraba todo lo que sucedió en el último año.

Mientras terminaba el video se fueron acomodando en el mismo escenario las sillas plásticas que servirían de tribuna para que tomen su lugar quienes acompañaron a la familia. Allí pudimos observar desde Estela de Carlotto, Taty Almeida, la incansable Nora Cortiñas, Adolfo Pérez Esquivel, Alberto Santillán, Rubén López, hijo del desaparecido Julio López, familiares y amigos de Luciano Arruga y un gran número de referentes políticos y sociales de distintos sectores.

Ya había oscurecido en Buenos Aires cuando subió al escenario Sergio Maldonado. Visiblemente emocionado y acompañado de su esposa Andrea, saludo uno por uno a los que acompañaban, se fundió en un fuerte abrazo con las madres y las abuelas. Luego se acerco al micrófono que utilizaron Liliana Daunes y Federica Pais, quienes auspiciaron de presentadoras. Con la hoja del discurso en mano tuvo un suspiro de emoción antes de iniciar mientras el aliento ascendía desde la multitud.
Con la voz resquebrajada disparó un discurso en el que detalló lo que pasó ese 1 de agosto y lo que sufrió la familia en cuánto a la manipulación de la causa que hizo el gobierno. “Allí hubo una cacería humana con balas de goma y plomo, ese día Santiago desapareció y comenzó nuestra lucha, salimos a la calle a buscarlo, a denunciar, a gritar hasta encontrarlo, 78 días interminables esperando para poder volverlo a abrazar. Pero no pudimos” manifestó Sergio Maldonado. “Desde el Gobierno y algunos medios instalaron que 55 peritos dijeron que Santiago se ahogó sólo y que no hay nada que reclamar. Les decimos que fue otra de las mentiras a las que estamos acostumbrados, porque los resultados de la autopsia no dicen dónde murió Santiago, qué día, en qué circunstancias y cuántos días estuvo en ese río”. Además enfatizó sobre la operación que se entabló desde las esferas del gobierno y medios adictos “En medio de nuestro dolor debimos escuchar expresiones como que había un 20 por ciento de probabilidades de que se encuentre en Chile o que era como Walt Disney. Incluso compararon a Santiago con un dirigente sindical cuando su única acción fue acompañar el reclamo de comunidades originarias históricamente invisibilizadas”.

Mientras iba relatando palabra por palabra, entre emoción, nervios y un notable nudo en la garganta, desde el público se escuchaban los cánticos contra Mauricio Macri, Patricia Bullrich y el ya clásico “a donde vayan los iremos a buscar”. Sergio agradeció el apoyo popular a la causa de Santiago, remarcó su gratitud a la movilización popular a pesar que desde los sectores de poder buscaron demonizarlos.

Sobre la causa manifestó que para ellos todavía la investigación no empezó. Denunció el accionar del juez Guido Otranto que se encargó de investigar más a la familia, incluso pinchando teléfonos, que a los oficiales de Gendarmería que actuaron ese día. “El juez Guido Otranto permitió que tanto nuestra familia como los testigos fuéramos espiados, en lugar de investigar en forma imparcial. Mientras intentamos seguir adelante con nuestras vidas, el Estado nos obliga peregrinar del sur al centro del país con nuestro dolor a cuestas” expresó Sergio Maldonado y agregó “Sólo un equipo de expertos independiente garantizará una investigación sin influencia del Ministerio de Seguridad, que pretende que sean las mismas fuerzas sospechadas las que produzcan las pruebas para determinar qué hicieron con Santiago”.

Para finalizar le habló a Santiago como si lo estuviese mirando a los ojos, aunque en realidad lo estaba haciendo en los miles de afiches que mostraba esa mirada que desde hace un año nos viene interpelado desde banderas, remeras y fotografías. “Santiago, sos al único al que le voy a jurar lealtad y compromiso de lucha hasta ver que los responsables sean juzgados, mientras tanto tratá de descansar, como puedas y como te dejen; te respeto, te quiero mucho” y para cerrar dejó una frase que quedará grabada como bandera hacia la historia “Si este gobierno es indiferente, nosotros decimos Santiago es solidaridad”.

“ES SANTIAGO”

Por Juan Alberto Pérez

Así lo dijo su hermano Sergio en la puerta de la morgue judicial una vez que reconoció el cuerpo por los tatuajes de Santiago. Así se hizo bandera ahora no de un desaparecido sino de un asesinado por el Estado, en representación de la Gendarmería Nacional que responde directamente al Ministerio de Seguridad Nacional liderado por Patricia Bullrich y Pablo Nocetti, pero que cuentan con el aval del Presidente de la Nación, Mauricio Macri Blanco Villegas. Así se desencadenó 78 días de incertidumbre sobre su desaparición forzada luego de que la Gendarmería realizara una caza de los manifestantes por la liberación del lonko Facundo Jones Huala. Sigue leyendo «“ES SANTIAGO”»

“SOMOS SERES HUMANOS”

Por Juan Alberto Pérez

Ayer se pudo escuchar la voz más buscada en los últimos tres días, desde que se supo la aparición de un cuerpo en el Río Chubut. La familia Maldonado, acompañado de su abogada y los antropólogos forenses de la familia, dieron una conferencia de prensa para esclarecer una poco lo sucedido en las últimas 72 horas. Aunque no pudieron confirmar todas las especulaciones que desde sectores malintencionados de la prensa se preteden instalar, hubo una súplica por el respeto y la prudencia a la hora de informar sobre el caso. “Hasta que no vea que ese cuerpo es cien por cien el de Santiago lo voy a seguir buscando” aclaró Sergio Maldonado. Sigue leyendo «“SOMOS SERES HUMANOS”»

CASO MALDONADO: UN CUERPO Y MUCHOS INTERROGANTES

Por Juan Alberto Pérez

En horas de la tarde se conoció la noticia de la aparición de un cuerpo en el Río Chubut, en el rastrillaje que realizaban personal de Prefectura Naval Argentina y la Policía Federal, como continuación de la búsqueda de Santiago Maldonado. Según informó la fiscalía general de Esquel, el cuerpo sin vida fue hallado a 300 mts aproximadamente del lugar donde se realizó la represión a los miembros de la comunidad Pu Lof en resistencia Cushamen, el 1 de agosto de este año, último momento en qué se lo vio con vida a Santiago Maldonado. Cabe aclarar qué, según informó mediante un comunicado la fiscalía, el cuerpo hallado al momento no fue identificado. (más…)