“LAS HERRAMIENTAS UTILIZADAS POR LA DICTADURA SON LAS MISMAS QUE HOY SE UTILIZAN EN NUESTROS BARRIOS”

Por Federico Paterno

En días en que se cumplió el octavo aniversario de la desaparición forzada de Luciano Arruga, y tras la realización de una multitudinaria marcha para continuar con el reclamo de justicia y que se esclarezca las responsabilidades del caso, dialogamos con Vanesa Orieta, hermana de Luciano, quién representa todo un símbolo de lucha contra la violencia institucional ejercida contra las personas de los barrios más humildes.

c3gae4xweaaxban-jpg-large¿Que te dejó la jornada del 8° aniversario de la desaparición de Luciano?

Es muy emocionante para nosotros marchar por las calles de nuestro barrio, el barrio que vio por última vez con vida a Luciano. La verdad es que fue una marcha masiva y eso nos ayuda a mantener viva la memoria de Luciano. Nos ayuda para seguir exigiendo a la justicia federal que avance en el proceso de investigación, para que se dé con los responsables materiales de la desaparición y la muerte de Luciano. Seguimos denunciando a la policía bonaerense. Y también que se investigue las responsabilidades de los autores intelectuales y políticos. Eso es lo que debe generar una causa en la que se investiga una desaparición forzada. Castigar las responsabilidades de todos los que tuvieron participación, más allá de los responsables materiales.

Por otro lado, lo que nosotros pedimos con esa marcha es que no se avance con el pedido de baja de la edad de imputabilidad de nuestros menores. Creemos que eso tiene relación directa con la causa de Luciano y lo entendemos así porque Luciano desapareció con tan sólo 16 años y por haberse negado a salir a robar para la policía. Así que para nosotros sigue siendo cada aniversario, cada marcha, cada actividad una posibilidad de discutirle a los sectores de poder, a un sector de la sociedad que está tratando de instalar esta mirada violenta en contra de nuestros jóvenes.

¿Como ves la organización de los familiares, amigos y de organizaciones de DDHH que denuncian casos de víctimas de las fuerzas represivas del Estado?

En nuestro caso particular, venimos organizándonos y juntándonos. Poder encontrarnos con otros familiares y en cada uno de esos encuentros, por supuesto, uno relata su historia personal y escucha el relato de otro familiar y ahí se van entendiendo un poco más esta problemática que tiene que ver con la represión estatal. La mayoría de las causas, por no decirte todas, están trazadas por el mismo formato, por el mismo accionar. Por empezar la responsabilidad de los funcionarios de las fuerzas de (in)seguridad (le decimos nosotros los familiares y amigos de Luciano), y después la actitud cómplice por parte de los funcionarios judiciales a la hora de desviar la investigación, de hacer perder tiempo en el proceso de investigación, para que las pruebas caigan o para que se pierdan; y también el accionar político, que termina siendo igual en todas las causas. Eso uno lo empieza a vislumbrar y es allí donde cada vez más los familiares vamos teniendo una relación, un acercamiento y una organización en conjunto, y empezamos a encontrarnos en cada una de las luchas. Y entendemos que además de ser nosotros necesitamos de este gran manto que nos dan los organismos de derechos humanos, que también empiezan a entender junto con nosotros lo que es la problemática de represión estatal que se mantiene como una continuación de lo que fue el genocidio. Las herramientas utilizadas por la dictadura militar son las mismas que hoy se utilizan sobre todo en nuestros barrios y sobre la vida de nuestros jóvenes. Hablamos de secuestros, tortura, desaparición y muerte por gatillo fácil o encierro. Así qué en este aspecto es que consideramos bien importante, no sólo la articulación entre familiares, sino también el acompañamiento de los organismos de ddhh, las organizaciones sociales y los partidos políticos que entiendan que se hace necesario visibilizar la represión por parte del estado. Nosotros en la última marcha que hicimos hablamos, claramente, de que en treinta y tres años de gobiernos constitucionales, treinta y tres años de democracia, cada uno de ellos ha trabajado en seguir instalando la figura del “pibe chorro”, de seguir aumentando el discurso violento hacia los pibes de nuestros barrios, y eso es lo que termina repercutiendo, por ejemplo, en pedidos como bajar la edad de imputabilidad de nuestros menores. Y esta bien trabajar en conjunto y solidariamente para que podamos discutir sobre todos estos temas.

¿Cómo está el trabajo que realizan familiares y amigos de Luciano en el predio recuperado donde funcionaba el destacamento en qué se vio por última vez a tu hermano?

La conquista de lo que fue el ex destacamento policial de Lomas del Mirador es sin duda una reparación simbólica de importancia en la vida de los familiares y amigos de Luciano. Todos los familiares que denuncian casos represión del estado merecen, no sólo ser reparados en el aspecto jurídico, sino también en el aspecto simbólico. Ese destacamento había sido inaugurado en 2007 por un pedido de más seguridad, lo llevó adelante un grupo de vecinos nucleados en un foro de seguridad llamado VALOMI, junto con el intendente de La Matanza Fernando Espinoza. Tan sólo con dos años de inaugurado muchos pibes pasaron por allí, fueron golpeados, torturados y “verdugueados”, esa palabra que es tan frecuente utilizada por los pibes que pasan por la situación de encierro y son abusados por los efectivos policiales. En ese lugar que se causó mucha tristeza para los pibes de nuestro barrio hoy es el espacio cultural, el espacio que le abre las puertas a esos mismos jóvenes. Eso es realmente fuerte porque muchos entran hoy al espacio para desarrollar actividades artísticas. Es un lugar que sirve para seguir reconstruyendo la causa de Luciano, porque no fue el único que pasó por ese lugar. Pero hoy en ese lugar donde existió secuestro, represión y muerte hoy existe la posibilidad para que los jóvenes puedan expresarse y participar junto a nosotros para que puedan tener otra mirada que sea alejada de los discursos violentos y que incluya a los jóvenes en la difusión de lo que pasa con ellos en los barrios, y con ellos y la policía.

Respecto a los vecinos de la zona ¿Siguen pidiendo más seguridad teniendo en cuenta lo que pasó o siguen con el mismo reclamo de seguridad?

Nosotros sentimos que hemos hecho un trabajo impresionante en Lomas del Mirador, en nuestro barrio. Empezamos a escuchar a otro sector de los vecinos que tienen un relato diferente al que uno podía ver en el 2009.En 2009 en Lomas del Mirador se asesinaba a (Gustavo) Lanzavecchia y al poco tiempo a (Hernán) Landolina, uno era el florista de Susana Gimenez y el otro era el entrenador físico de Guillermo Coppola. Esos dos casos tuvieron una repercusión mediática en Lomas del Mirador tremenda. Y derivó en una marcha muy importante, en San Martín y Mosconi concentró, pero muy masiva. En ese momento nosotros salíamos a marchar también, siendo muy poquitos, para pedir que apareciera Luciano y a decirle a esos mismos vecinos que estaban en esa marcha que Luciano estaba desaparecido por negarse a robar para la policía. Nos sacaron volando, diciéndonos “fuera villeros” y una cantidad de cosas horribles. Con esa imagen estábamos. Pero en la última marcha, más o menos, fueron diez cuadras por el centro de Lomas del Mirador, no hubo una sola queja de un sólo vecino, muy pocos cerraron las puertas de sus comercios, me parece que eso marca un detalle diferente. Nosotros no vamos apagando el fuego que provocan los grandes medios de comunicación, intentamos armar una agenda diferente y que se hable de los problemas de los jóvenes. Bueno en ese caso nos pasa lo mismo, no vamos midiendo cuanto ha cambiado el modo de ver violentamente que tienen los vecinos de Lomas del Mirador para con nuestros jóvenes. Nosotros seguimos nuestro camino, y en ese seguir nos damos cuenta que lo que antes era una marcha pidiendo mas control para nuestros barrios no se da más eso, y si lo que se está dando es una marcha masiva por Lomas del Mirador instalando que tiene que investigarse y avanzar una causa de desaparición forzada y que los responsables son los policías y que esa misma policía mandaba a robar y generaba inseguridad en el barrio. Y los vecinos con los que nos empezamos a comunicar hablan de esto también. Así que me parece que si bien puede quedar un resabio de esos otros vecinos, que siguen teniendo una mirada criminalizadora hacia los barrios humildes, nosotros hemos avanzado también un poquito en visibilizar otra mirada, otra forma de entender la realidad que nos rodea.

¿Es una disputa nueva con el proceso político y la mirada estigmatizante del macrismo hacia los jóvenes que se viene viviendo hace un año a esta parte?

Yo creo que habla de nosotros como sociedad y el deterioro grande que hemos sufrido en este último año. Pero como decíamos antes, en treinta y tres años de democracia todos los gobiernos que vinieron asesinaron a nuestros pibes en los barrios. Todos se encargaron de instalar la figura del “pibe chorro” y hacer de ellos un montón de discursos violentos y poco a poco ir recrudeciendo, no sólo la mirada, sino también las políticas de control sobre los jóvenes. Me parece que el macrismo viene a replantearnos a nosotros como sociedad qué democracia queremos, qué políticos queremos gobernando, y si hoy el macrismo es gobierno y expresa lo que expresa es porque nosotros años anteriores hemos dejado avanzar estos proyectos que son asesinos, extractivistas, entreguistas, discriminadores, xenófobos. Esto no surge de la noche a la mañana.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s