PEPSICO: 600 FAMILIAS EN LA CALLE

Por Juan Alberto Perez

La empresa alimenticia cerró su planta de La Florida, en la provincia de Buenos Aires, y dejó sin trabajo a seiscientos trabajadores. Denuncian que se trata de un plan de flexibilización laboral, abonado por el clima general del país.

En la Argentina del cambio cada día hay un nuevo hecho que lesiona los derechos de los trabajadores. Existe un plan sistemático de reducción de puestos de trabajos por un gobierno que entiende que los salarios son un costo más y que pretende hacer de la flexibilización laboral la válvula de escape para las inmensas ganancias de los empresarios. Ya no sorprende enterarse de nuevos cierres, despidos masivos y suspensiones. Sin embargo, no se pueden dejar de mencionar hechos como el sucedido el día de hoy en la planta de la empresa alimenticia Pepsico en la localidad bonaerense de Florida.

Los trabajadores de la multinacional llegaron a sus puestos de trabajo, luego del feriado por el día de la bandera, y se encontraron con un frío mensaje en la puerta de entrada que advertía de la cesación de tareas y el cierre de la planta por “Relocalización de su producción a otro establecimiento”. Los 600 trabajadores de Pepsico quedaron sorprendidos por esta desición ya que hasta el lunes de esta semana se venía cumpliendo con la producción de manera normal. Pero, según pudieron enterarse la empresa planea presentar un procedimiento preventivo de crisis, que es un recurso mediante el cuál el empleador tiene la facultad de suspender trabajadores o bien despedirlos abonándoles indemnizaciones disminuidas. A este situación los trabajadores aducen que es falso ya que la planta de Mar del Plata funciona a la perfección. Además tienen plantas en La Rioja y en Barracas que están abasteciendo a Chile, Uruguay y Paraguay.

Por esto, el conjunto de trabajadores de Pepsico considera que esta maniobra pretende deshacerse del plantel para flexibilizar el costo del trabajo. “Intentan que se vayan todos (los trabajadores) para hacer una planta más flexibilizadas” afirma Camilo Mones, delegado de Pepsico en una entrevista Izquierda Diario en la puerta de la planta. Además, los trabajadores dicen que nunca hablaron de despidos, ni mandaron telegramas, por el contrario llaman a la gente a que vaya a una escribanía a arreglar. “Quieren arreglar a la gente de acá para volver a abrir en un tiempo gente de agencias o tercerizados, aplicar más flexibilización laboral” marca Camilo Mones.

Pero esto, como bien se viene avisorando a lo largo y a lo ancho del país, es una maniobra que tiene como eje de soporte al proyecto del gobierno nacional. Por eso Mones entiende qué “Es parte del plan que tienen las empresas que están con la línea del gobierno de basta de juicios laborales, despidos y cierre de fábricas. Ese es el plan económico del gobierno”.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Oveja negra dice:

    Mi “me gusta” justifica que me gusta que la noticia se difunda. A ver de si de una buena vez los que pertenecemos a la inmensa mayoría nos damos cuenta a quienes le damos el poder con nuestros votos, y de que manera eso afecta a nuestos intereses.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s