ASESINADO POR DENUNCIAR A LA POLICÍA

Por Juan Meza

Andrés Vieira, un hombre de 35 años, integrante del MTE que vivía en situación de calle, fue encontrado muerto de 5 disparos el sábado por la madrugada. Este asesinato se da luego que el hombre denunciara a un policía de la ciudad por apremios ilegales.

¡Callate hijo de puta, vos no tenes derechos!” le dijo el uniformado a Andrés Vieira el domingo 2 de septiembre, cuando lo detuvo acusándolo de amenazar a la gente para sacarle plata. Esta detención sucedió por la madrugada y junto con Andrés, el policía, que no fue identificado con nombre y apellido, pero que manejaba el patrullero número 2546, detuvo a otras dos personas, jóvenes que estaban trabajando en las intersecciones de las calles Bartolomé Mitre y Bulnes como limpiavidrios. A los tres los obliga ponerse contra un portón apoyando las manos. Vieira le pide que deje de tratarlos de esa manera ya que ellos no estaban haciendo nada malo, y el policía contestó con agresiones, insultándolos, incluso propició un golpe a mano abierta en la cara de Andrés cuando este le propuso que lo lleve a la comisaria si es que él consideraba que estaba cometiendo algún ilícito. El hombre de 35 años le recordó a quién lo estaba deteniendo que vivimos en un país en democracia. Acto seguido el uniformado le pega en el tobillo y le recordó que él es la máxima autoridad: “Cuando te digo que te tenes que callar, te tenes que callar. Levantate y andate”.

El hombre agredido realizó la denuncia en la dependencia de Plaza Miserere del Ministerio Público Fiscal junto a una abogada el jueves 6 de septiembre por la tarde. En la denuncia relata el paso a paso de lo que el policía de la Ciudad que circulaba en la zona, que corresponde a la jurisdicción de la comisaria 9, con el patrullero 2546 los obligó a hacer y los tratos que tuvo para con él y para los otros dos jóvenes. En la misma denuncia el propio agredido manifestó que podría reconocer al policía que lo agredió en rueda de personas.

En el mismo lugar donde sucedieron las agresiones, el cuerpo de Andrés Vieira apareció muerto de 5 tiros en el pecho este último sábado 8 de septiembre. Él se encontraba allí ya que vivía en la calle y tenía que rebuscárselas para sobrevivir y dormir en donde pudiera.

Andrés colaboraba y participaba de talleres en “Vientos de Libertad”, un centro barrial del MTE (Movimiento de Trabajadores Excluidos). Según cuentan sus compañeros era una persona querida por todos, que ayudaba, participaba y tenía intenciones de salir adelante, de no vivir más en la calle.

El domingo 9 de septiembre, por la tarde más de 100 personas se concentraron en la puerta de la comisaria 9, en CABA, para reclamar justicia por Andrés Vieria. Aseguraron que esto no va a quedar impune.

Andrés, como otres, era un excluido más del sistema, una persona que debía realizar cursos para ingeniárselas, rebuscárselas y sobrevivir, día tras día. Este sistema perverso que se sostiene con la estructura política y de la (in)justicia que nos solo garantiza que esto suceda sino que también criminaliza, señala con el dedo y excluye obligando a caer en la marginalidad, de las que solo algunes pueden salir.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: