GATILLO MAS FÁCIL QUE NUNCA

Foto Agencia NA

Por Juan Alberto Pérez

Un oficial de la Policía de Seguridad Aeroportuaria hirió de un balazo a un hombre por un incidente de tránsito. La víctima que viajaba con su familia y parejas amigas se encuentra en grave estado con una herida en el pulmón. La doctrina Chocobar se hizo carne en los efectivos.

Ariel Gerber, oficial de la Policía de Seguridad Aeroportuaria persiguió y disparó en cuatro oportunidades contra el Fiat Uno en que viajaba Ariel Espada, de 23 años, y lo hirió gravemente en el pulmón.

El hecho sucedió en Villa Luzuriaga, en Camino de Cintura y Carabobo. Espada volvía junto a su esposa y su hija de 5 años, y dos parejas amigas y sus hijos, de cenar en una pizzería de San Justo. En el camino del conductor del auto rozó a otro automovilista que los persiguió hasta que el Fiat Uno se detuvo en la banquina. En ese momento los ocupantes del auto sintieron 4 balazos que impactaron en la luneta del automóvil.

El joven herido fue trasladado al hospital mientras el efectivo que atacó intentó escaparse. Fue detenido a pocas cuadras del hospital al que trasladaron a Ariel Espada no sin antes amenazar a un amigo de la víctima.

El oficial Ariel Gerber había quedado en libertad luego de que el fiscal a cargo caratulara la causa de «lesiones graves». Sin embargo, esta mañana volvió a estar detenido.

Se trata de una nueva demostración del sistema represivo desplegado por el sistema, con aval del gobierno, para disparar y después preguntar que realizan las fuerzas de seguridad.

A %d blogueros les gusta esto: