“REPERFILAR” Y TIRAR LA CULPA PARA OTRO LADO

Scroll down to content

Por Juan Alberto Pérez

El día después de que el gobierno decida renegociar la deuda con el Fondo Monetario Internacional y en medio de una crisis financiera que lleva que el peso se devalúe en cascada y las acciones del mercado de valores se desplomen, el presidente Mauricio Macri salió a dar un nuevo mensaje. Con dos barcos de fondo, en el astillero Tandanor, el presidente utilizó la botadura del barco Santiago S para manifestarse respecto de las medidas de última hora. Con rictus serio y con un mensaje preparado para la ocasión intentó explicar el por qué del cambio de decisión en materia de política económica y demostró poca autocrítica, en su lugar prefirió apuntar al resultado de las PASO. “Han tenido la capacidad de desencadenar una crisis como la que estamos viviendo” dijo Macri.

El presidente ha tenido una actitud mezquina desde que sufrió la dura derrota por más de 16 puntos, en las PASO del 11 de agosto. Su primera reacción fue atacar al electorado por haber elegido otra opción política y culpó a esa decisión por la debacle económica del lunes 12. El miércoles 14 intentó recuperar la imagen de desencajado que había dejado por la derrota y en un video grabado instó a que escucharon el mensaje de las urnas y que llamaría al diálogo. De hecho lo hizo, con llamados a Alberto Fernández, pero continuó el discurso oficialista agresivo con mensajes como “De la Rosada nos van a sacar muertos” de Elisa Carrió.

El fin de semana, tras la salida del ministro de hacienda, Nicolás Dujovne, y el ingreso de Hernán Lacunza a la cartera, una misión del FMI llegó a la Argentina para reunirse con Alberto Fernández. Allí el candidato a presidente le expresó que tanto el gobierno como el fondo debían hacerse cargo de la situación en la que se encuentra el país. Además, manifestó que el gobierno debería ser quién reestructure la pagos de la deuda contraída y no dejarle la carga al gobierno entrante. Esta actitud trajo una ruptura de relaciones entre oficialismo y oposición.

El presidente volvió a insistir en que la responsabilidad está del lado de la oposición mientras sus laderos tratande incendiarios al kirchnerismo. “El escenario que plantean es que vuele todo por el aire” manifestó el candidato a vicepresidente, Miguel Ángel Pichetto. Mientras que la ministra de seguridad, Patricia Bullrich, expresó “tenemos que hacernos cargo solos porque de enfrente nos tiran piedras”. En ese contexto el flamante ministro de hacienda tuvo que anunciar que se iniciaran negociaciones para reformar los términos de pago de la deuda con el FMI. Medida que había sido reclamada desde el espacio de Alberto Fernández y de Roberto Lavagna. La idea es “reperfilar” (vaya a saber uno que significa eso) la deuda a largo plazo. Con un DNU del presidente y el envió de un proyecto de ley al Congreso, el gobierno tiene que dar marcha atrás a su plan económico por haber fracasado rotundamente.

Macri nuevamente tuvo que explicar públicamente el cambio de rumbo y volvió a utilizar la excusa de “la culpa es del otro”. “Se ha generado una incertidumbre política con las PASO. Y que han tenido, lamentablemente, consecuencias económicas” expresó esta mañana en Tandanor. “Me refiero a unas PASO mal diseñadas, que no son más que una encuesta, una encuesta que debe ser la más cara de todas. Pero que han tenido la capacidad de desencadenar una crisis como la que estamos viviendo” se excusó el presidente. Asimismo, continuó su rehuida de culpas manifestando “Faltan 59 días para las elecciones y que transcurran de la mejor manera no depende sólo de un gobierno”.
A pesar de todo el mercado financiero sigue dándole la espalda al gobierno. Tras la conferencia de Macri el dólar se fue a 62 pesos y el riesgo país a 2300. Además, el gobierno intenta que los exportadores liquiden los dólares de la cosecha pero se encuentran con el cuello de botella autoimpuesto ya que levantaron todas las restricciones al tiempo de liquidación de los billetes norteamericanos. En ese buceo se encuentra el país. Entre el reperfilamiento de la deuda y las excusas de un gobierno vacío de poder.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: