Por Federico Paterno

El pueblo wichí de Los Blancos, departamento Rivadavia Banda Norte, en la provincia de Salta, tiene hoy una realidad que muchos olvidan, su frágil situación social merece respuestas urgentes del gobierno provincial. La familia Salas, de esta localidad, padece la ausencia del Estado. Desde el Frente Nacional Campesino (FNC) denunciaron la situación que viven hoy.

La falta de agua potable, la vivienda precaria, la ausencia de comunicación con el exterior, lo escasos recursos, y una situación sanitaria paupérrima, construyen un marco de situación de necesidad y según indicaron del FNC sin respuestas del gobierno provincial: “Según expresan pobladores: en el departamento Rivadavia Banda Norte, de la provincia de Salta, existen decenas de familias originarias y criollas que continúan en situaciones de extrema pobreza y que precisan de la presencia y asistencia del Estado Provincial”, advirtió la organización campesina.

Los Salas, viven en el Paraje El Arco, aproximadamente a 40 km al norte de la localidad de Los Blancos. A la situación de urgencia que vive la familia, se suma lo que ocurre con la pandemia y las invisibles políticas de estado que llevan al olvido a las familias del pueblo wichí.

Las comunidades indígenas del departamento Rivadavia Banda Sur, sufrió hace pocos meses la subida del río Bermejo, que dejó aislados a los habitantes de los parajes La Esperanza (de población wichi y criolla) y San Felipe (wichi). Las inundaciones que no duran precisamente pocos días, son también parte de los grandes problemas que viven las comunidades. La crecida del Bermejo genera que muchas familias queden aisladas, sin alimentos y sin agua potable. La urgencia en la provincia con los pueblos originarios no puede pasar por alto. No solo es la pandemia lo que debe atender el gobierno, hay también urgencias que no pueden esperar.

Por el lado de la Comisión Episcopal de Pastoral Aborigen, pidieron por los pueblos originarios y su situación de mayor exposición al virus del Covid-19. “Los golpea de un modo particular y se constituye en un eslabón más de dolor y sufrimiento, en medio de tantas postergaciones y olvidos. No podemos olvidar la situación de nuestros hermanos Wichi, de la zona del Chaco Salteño, donde la falta de agua (esencial para combatir el Covid–19) es una grave emergencia crónica, de la cual todos somos responsables”. Este pedido salió a través de una carta por la Semana de los Pueblos Indígenas que va del 19 al 23 de abril.

Cuándo en todo el país se pide y se reclama, por todos los medios de comunicación, que la gente se lave las manos varias veces. La familia Salas y otras cientos de familias del pueblo Wichí; no tienen acceso al agua potable y en muchos casos no tienen acceso a este recurso indispensable. Ese enemigo invisible del que habla el Presidente de la Nación, en relación al coronavirus, en las comunidades indígenas existe hace décadas. El olvido es ese enemigo, que viene hace muchos años de la mano de cada gobierno que ejerce el poder.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: