LA DÉBIL CONDENA PARA LUIS CHOCOBAR

Por Redacción ANCAP

Dibujos Martín vera

El policía Luis Chocobar recibió el día viernes una condena de solo dos años en suspenso por el asesinato por la espalda de Juan Pablo Kukoc, fue una decisión del Tribunal  Oral de Menores N° 2 de Capital Federal a cargo de los jueces Jorge Ariel Apolo, Fernando Pisano y Adolfo Calvete. La querella había solicitado perpetua para el héroe de Patricia Bullrich, no obstante la fiscalía solicitó tres años de prisión en suspenso y seis de inhabilitación para ejercer como policía. El uniformado quedó inhabilitado por cinco años para ejercer cargos en la función pública.  

 

Durante el Gobierno de Mauricio Macri como Presidente de la Nación, y la inolvidable Pato Bulrich como Ministra de Inseguridad, fue que ocurrió este hecho el 8 de diciembre del 2017, en el barrio porteño de La Boca. Se dio en el marco de la persecución a Kukoc tras el asalto a un turista norteamericano. Eran dos los jóvenes que fueron perseguidos, uno de ellos de 18 años fue Kukoc, mientras corría por la calle Irala, quien fue alcanzado por los vecinos del lugar en primera instancia y le sacaron la cámara fotográfica que había robado. En este caso no hubo ningún tipo de ataque por parte del joven. Luego aparece en escena Luis Chocobar, quien disparó en primera instancia tres tiros de de balas de plomo al aire, y luego, tras la persecución hacia el joven le disparó en cuatro ocasiones, dos de los disparos impactaron en Kukoc (zona lumbar y fractura de fémur) y murió en el momento.  El empleado de Bullrich le disparó a matar.

La madre de Juan Pablo, Ivonne, habló con Revista Cítrica y se expresó sobre lo débil de fallo de la ¿justicia? Yo ya no sé qué esperaba. La verdad es que desde la muerte de mi hijo nada me consuela. Todo esto lo hice más que nada por toda la gente que se tiene que andar cuidando de la policía, de policías que matan, y de la injusticia que representa ser pobre”. Por otro lado su hermana, Belén, habló con los medios luego del fallo y advirtió que fue “muy injusta la sentencia”.

Desde la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) sobre el caso informaron “Los jueces Fernando Pisano, Jorge Apolo y Adolfo Calvete fueron más allá en su reivindicación del gatillo fácil policial. Condenaron a Chocobar al chiste de dos años de prisión en suspenso, mientras que, al pibe que tenía 17 años cuando trató de robar una máquina de fotos e hirió al turista, lo condenaron a 9 años de prisión, que cumplirá sin un día de misericoridia”.

Los argumentos del fallo serán puestos a disposición del abogado de la familia del joven a partir de la semana próxima. El letrado de la familia, Pablo Rovatti, integrante del programa de Asistencia y Patrocinio Jurídico de Víctimas de Delitos de la Defensoría General de la Nación, se refirió a esta decisión y sentenció que irán a casación ante la disconformidad de lo resuelto por el tribunal y seguirán pidiendo una condena acorde al homicidio que ocurrió.

La ex ministra Patricia Bullrich, como lo hizo durante su mandato, apoyó fielmente a Chocobar y se hizo presente en las puertas del tribunal para abrazarlo y darle su apoyo, mientras el ex Presidente en su cuenta de twitter señaló «Día triste para la Justicia argentina, que hoy condenó al policía Luis Chocobar por cumplir con su tarea de proteger a los ciudadanos de los delicuentes». La peor Ministra de Seguridad que tuvo el país también hizo declaraciones, colocando la vara aún más alta que Macri, y dijo “en vez de condecorarlo por su tarea, por defender a la ciudadanía, se termina con una condena que es menor, pero que no reconoce el trabajo policial».

El lema que tuvo lugar durante el macrismo la “doctrina Chocobar” fue y sigue siendo una metodología de adoctrinamiento político que tiene juntos por el Cambio y que se fortalece en un sector de la población que promueve una defensa acérrima de las fuerzas de seguridad, sin ningún tipo de cuestionamiento ante hechos aberrantes como el asesinato de Juan Pablo. 

El gatillo fácil continúa en las calles y está íntimamente ligado a las fuerzas de seguridad. La justicia una vez más demostró que para los pobres no existe la posibilidad de equidad e igualdad ante la ley. Este fallo débil lo pone de manifiesto.

A %d blogueros les gusta esto: