LA POLICÍA BONAERENSE DESALOJA VIOLENTAMENTE EN GONZALEZ CATÁN

Por Juan Alberto Pérez

Esta madrugada la policía bonaerense llegó al barrio Rodolfo Walsh en la localidad de Gonzalez Catán y realizó un desalojo en el que amenazó con armas de fuego a las familias, avanzó con topadoras y quemó las casillas de lxs vecinxs. Esto sucede horas después de que en otro desalojo violento en Puente 12 resulte herido de muerte por un balazo Rolando Orellana.

El barrio Rodolfo Walsh es un asentamiento de viviendas sociales ubicado en la periferia norte de la localidad del partido de La Matanza. Hace un mes unas 350 familias ocuparon las viviendas de un plan abandonado en plena construcción. La semana pasada sin orden de desalojo y sin presencia de gente del juzgado la policía bonaerense de María Eugenia Vidal y Cristian Ritondo los sacó del terreno tomado. Pero lxs vecinxs insistieron ante la imposibilidad de acceder a viviendas dignas y retomaron las viviendas.

Ante esta situación, en la madrugada de hoy, alrededor de las 6 y 30 de la mañana, efectivos de la bonaerense, la misma fuerza que tiene encima los ojos por asesinar a Rolando Orellana en un desalojo en Puente 12 un par de horas antes, entró al barrio a desalojar violentamente. “Nos agarraron, nos cagaron a palos, con gas pimienta, con balas de goma, a mujeres embarazadas, una bebe de 6 meses fue internada porque le tiraron gas pimienta en la cara. Le rompieron los celulares a la gente, les sacaron la plata, se comieron la comida que había entre los mismos policías, manosearon a la gente, les pegaron a chicos chiquitos y a una nena discapacitada” expresó una vecina del barrio ante la Agencia Andar.

El barrio Rodolfo Walsh, que está ubicado en el extremo norte de Gonzalez Catán, al sur de las avenidas Russo y Billinghurst, es un emprendimieto de viviendas dentro del Plan Federal de Construcción de Viviendas (PFCV) destinado a la construcción de 600 viviendas que quedó paralizado a poco de su entrega. Las estructuras ya erigidas están deteriorándose y las obras quedaron paralizadas. Ante esto se decidió la toma por parte de familias que no tienen un lugar donde vivir. Sin embargo, con este último desalojo los efectivo de la policía Bonaerense entraron con topadoras, incineraron las casas, rompieron las pertenencias y agredieron a lxs vecinxs. Otro atropello de las fuerzas que están en tela de juicio por haber fusilado a un integrante de CTEP horas antes.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: