SABOR A NADA

Por Juan Alberto Pérez

El ministro de economía, Martín Guzmán, se presentó en la Cámara de diputados para presentar el estado de situación de la economía argentina. Se esperaba definiciones respecto de la re negociación de la deuda, sobre el aumento a las jubilaciones y la discusión de las paritarias de les trabajadores. No hubo nada de eso, habló del proceso de endeudamiento del gobierno anterior, matizó la responsabilidad del FMI en la estafa al pueblo argentino y eludió referirse a un desconocimiento de la legalidad del endeudamiento. Tampoco se refirió a la problemática de les jubilades en profundidad. Como expresó el legislador de Consenso Federal, Jorge Sarghini, la presentación tuvo “gusto a poco”.

Mientras el país era un hervidero, con las calles repletas de manifestaciones contra la llegada de la misión del FMI al país, el ministro de Hacienda y Finanzas de la Nación, Martín Guzmán, se presentó en la Cámara de Diputados para hacer el primer balance de gestión. Es la primera vez desde 1995 que un ministro de esa cartera se presentaba en la sala principal del Congreso nacional, el último había sido Domingo Felipe Cavallo. Se esperaba que expoga en una hora aproximadamente los lineamientos generales de la re negociación de la deuda del país, facultad que fue otorgada por el congreso en un trámite express la semana pasada. Sin embargo, no dio mayores detalles y sí dejo una serie de definiciones vagas y exclamativas.

Inició expresando que estaba allí para “discutir con detalle la característica del proceso de reestructuración de la deuda púbica”. Sin embargo, no hubo detalles, sino una postura de qué es lo que intentará el gobierno argentino. “No vamos a permitir que fondos de inversión extranjeros marque la pauta de la política macroeconómica” expresó.

Respecto de la potencia de la deuda, el ministro intenta que la misión del FMI exponga la insostenibilidad de la deuda para tener margen para negociar con los bonistas privados. En esta exposición intentó dejar en claro dicha insostenibilidad. La deuda con acreedores privados y organismos de crédito es de 16.6455 millones hacia fines 2019, cuyo pago de intereses se deberán desembolsar en los próximos 3 años gracias al reperfilamiento que había realizado el macrismo al final de su gestión. En 2015 la deuda era de 73 mil millones, es decir que creció un 127% del ’15 a ’19. El ministro insistió en que “Los países con estas crisis no salen hasta que les dejan de pisar la posibilidad de crecer” y remarcó que “El fondo también es responsable por la crisis de deuda de Argentina”. A pesar de esto no definió si el gobierno tienen definido investigar la deuda pública argentina, claramente no habrá desconocimiento de los compromisos de pago y tampoco habrá intentos de quita, según definió el mismo Alberto Fernández en anteriores ocasiones.

Guzmán manifestó que “Hay un programa macro definido, todo está pensado” que sustentaría en el desarrollo productivo del país y que “Hacemos política macroeconómica para una crisis. Esto está funcionando, pero se viene un tema en el que trabajamos desde el día uno, la reestructuración de la deuda, un problema bien complejo. Hay más chances de resolverlo con respaldo de todos los sectores”. Mientras expresaba dicha afirmación era seguido con especial atención por empresarios, como Cristiano Rattazzi y Daniel Funes de Rioja, de al UIA, invitados de lujo que se encontraban en uno de los palcos del palacio legislativo.

Entro otros presentes en el Congreso se pudo observar a sindicalistas como Héctor Daer, Andrés Rodriguez, Carlos Acuña y Hugo Moyano. Parece esto un fuerte apoyo en un momento donde les trabajadores disputan acuerdos paritarios con porcentajes y cláusulas gatillo para enfrentar a la inflación, mientras el gobierno de Fernández intenta imponer aumentos con suma fija para des indexar la economía, aunque esto suponga que el poder adquisitivo de les trabajadores se vea afectado en los próximos meses.

Siguiendo esta idea de solidaridad de todos los sectores para sacar al país adelante el ministro expresó que “Los responsables de la deuda somos todos, el país, los bonistas que arriesgaron y el Fondo”. Esto fue interpelado por el bloque del Frente de Izquierda en su momento de exponer.Quisiéramos preguntarle al Ministro este concepto raro de solidaridad, donde se bajan las retenciones a las mineras y a las petroleras. O por ejemplo no se toca los intereses de los bancos y si lo de los hipotecados UVA que han sido estafados” manifestó Nicolás Del Caño.

Otra cuestión que hoy es de debate en la coyuntura del país es la de las jubilaciones. El gobierno suspendió la fórmula jubilatoria que puso el macrismo en 2017 y estableció que por los próximos 180 días los aumentos serán fijados por el gobierno. La decisión es aumentar en sumas fijas que harán que quienes perciben menos tendrán un aumento mayor que lo que le hubiese dado la fórmula jubilatoria. Sin embargo, a muchas personas que no reciben haberes extraordinarios la suma que se dice percibirán serán menores que los que le corresponderían por la ley. Ante esto Guzmán solamente expresó que en el gobierno anterior “Se eligió que el crecimiento no fuera compartido. El único año que la economía creció se cambió la formula y no se compartió el crecimiento” y agregó “Lo que haremos es presentar un esquema en el que el crecimiento si sea compartido con los jubilados”. Ante esta escueta definición el legislador de la izquierda le contestó que “Se plantea un recorte entre $ 40.000 millones y $ 100.000 millones a los jubilados. ¿Un jubilado que cobra $30.000 va a tener un aumento inferior al que le correspondía por la ley anterior?”.

En el cierre el ministro manifestó que hay una decisión política para que comience a funcionar a partir de marzo la Bicameral de Seguimiento de la deuda pública. Mientras todo esto se desarrollaba los legisladores de Juntos Por el Cambio observaron la exposición sin hacer intervenciones ya que no quisieron “prestarse a una puesta en escena”, sin asumir un mínimo de responsabilidad de lo que dejó su gestión sobre los hombros del pueblo argentino.

Es hora de sentar condiciones para que haya un nunca más a los ciclos de endeudamiento que destruyen oportunidades y generan angustia y profundos desequilibrios sociales” afirmó el ministro Guzmán, y cerró con la frase de cabecera de este gobierno, parafraseando el emblema de la lucha contra la dictadura, “Nunca más se deben repetir ciclos de sobre endeudamiento del país”.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s